top of page

La rzaón por la que tu cberreo pdeue leer etse txeto no es la que piensas.

Hace años circulaba un viral:

“Según estudios realizados por la Universidad de Cambridge, no importa el orden en el que las letras estén escritas, la única cosa importante es que la primera y la última letra estén escritas en la posición correcta.”

 

Resulta que hace 20 años un tipo se puso a investigar el tema y descubrió que es mentira. 

Que es mentira el estudio.

Que es mentira lo del orden de las letras. 

Y que es mentira que si lo puedes leer rápido eres más inteligente.

 

Pero, entonces, ¿por qué funciona?

¿Cómo es que una mentira puede vivir tantos años?
No funciona por la mentira en sí, si no por lo que genera en quien lo lea.

 

Lo entendí cuando me formé en copywriting:

A la gente le gusta sentirse especial.

"Yo soy único", "esto es para mí", "esta persona me entiende"

No importa cuándo ni dónde leas esto.

Va a ser así toda la vida.

 

Y para que eso pase es necesario saber cómo hacerlo.

 

No para diseñar el próximo viral. 

Sino para aplicarlo a tu negocio.

Una landing confeccionada por un copywriter puede lograr eso.

 

Es por eso que a continuación voy a separar a todas las personas del universo en dos grupos.

Grupo 1:

Aquellas personas que tienen una landing page, están invirtiendo en publicidad y no están vendiendo lo que deberían. Sea porque la redactó su sobrino, su agencia de turno o tú mismo.

 

Grupo 2:
Aquellas personas del universo que NO tienen problemas a la hora de convertir, de vender o de mejorar la forma en que comunican su propuesta de valor.



 

Si formás parte del GRUPO 1, seguí leyendo, puede haber algo para tí. 

 

A los mortales que forman parte del GRUPO 2 les agradezco por llegar hasta aquí pero no tengo nada para ustedes. Pueden cerrar la pestaña. Y me disculpo por los 45 segundos que les hice perder.





 

Ok, ahora que estamos solos…

Y solo por preguntar…

¿Así es como se ven tus visitantes cuando llegan a tu landing page?

giphy.gif

En esa escena, el abuelo de Bart vuelve a entrar y le pide un Whisky doble.

Pero en la tuya entran y se van, así como si nada.

 

¿Hay algo más desesperante que eso?

Sí. No saber qué hacer al respecto. 

Y ahí es cuando empieza tu película:

Harry Potter y El misterio de Cómo bajar la tasa de rebote aunque tengas un CTR elevado.

Y entonces aparece la sinfonía de pruebas.

Que cambias el diseño, los anuncios, la segmentación, el tamaño del logo e incluso cambiar los textos.

Y de repente llegan los resultados cosechados:
Perder tiempo.
Y dinero.

Bueno, tampoco es verdad que solo con una landing page que capte la atención vayas a solucionar tus problemas.

Por lo general, el tema es un poco más complejo que eso.

Ya te contaré sobre esto.

Pero hay algo seguro:

Una landing construida en base a textos persuasivos convierte mucho más que una que no los tiene.

Y a eso me dedico.

Entonces...

A partir de este momento tienes 2 opciones.

pastiiiii.gif

____

La primera opción:

 

Dejar que te ayude.

Y eso tiene un precio.

 

Nada es gratis en esta vida.

Pero lo que vas a obtener es información valiosa.

Información que vas a poder aplicar a tu landing actual.

Y te va a costar la friolenta suma de

 

(Dejar tu correo aquí)

 

De hacerlo, te vas a suscribir a mi newsletter y durante los próximos 15 días te voy a mandar un correo cada día con recomendaciones para que tu landing no se vea como un espantapájaros. 

Es gratis y vas a poder darte de baja en cualquier momento. 

 

Pero también...

 

Cada día te voy a enviar un enlace para que puedas agendar una reunión conmigo en caso de que quieras solucionar tu problema de una vez por todas. Es tu decisión.

Luego de esas dos semanas te voy a estar enviando correos esporádicamente. 

Te voy a aburrir entretener con historias de todo tipo y color,  copywriting y comerciales que me gusten. 

Esto quiere decir que en 15 días vas tener un panorama un poco más completo acerca de cómo solucionar tu problema.

Y esto es lo que te voy a contar:

 

  • El motivo por el que tus anuncios están atrayendo personas que no te compran

  • Los pasos que debe realizar el lector hasta que llegue al final de tu landing

  • 3 técnicas para generar curiosidad en tu landing.

  • Cómo estructurar la información de forma que enganche a tu audiencia.

  • 5 tipos de anuncios que puedes empezar a probar

  • Un consejo que aprendí de un vagabundo y que cualquiera puede aplicar a su landing

  • Y algunas cosas más

Tu correo aquí

 


 

La segunda opción:

 

Existe una forma de ahorrarse esos 15 días e ir directo al grano. 

 

No es para todo el mundo. 

Más bien para los que quieren empezar a resolver esto HOY.

Esa forma es agendar una llamada. 

Si te interesa, vas a poder hacerlo entrando al enlace del primer correo que te llegará cuando te suscribas.

Si seguiste leyendo y llegaste hasta acá quiere decir que estás entre la opción 1 y la opción 2, ahora bien.. .

 

Te estarás preguntando, ¿por qué yo?


 

Resulta que además de copywriter, soy publicista.

Lo soy desde que existían las agencias de promociones. Me refiero a esos eventos y activaciones que se hacían en puntos de venta, antes que el mundo digital las borrara del mapa. 

 

Hice campañas para TV, radio, prensa, y otros medios. Aunque sé que nada de eso te importa,

te lo cuento porque eso sumado a la escritura persuasiva le dio una razón de ser a lo que hago:

Conectar personas a través de las palabras.


Amo la gente curiosa.

Si bajaste hasta acá, sin duda que lo sos.
Y por eso, considero que te mereces un premio.  

(redoble de tambores)
 

El formulario de contacto dorado. 

No todos pueden acceder a él...  solo quienes llegan hasta acá.

Es como el formulario que te salteaste arriba, pero dorado.

Nicolás Vignolo

bottom of page